¡La Tierra está en peligro!


Gaia Laterre sabe de eso: su planeta colapsó hace un tiempo.


Juega, reflexiona ¡y toma decisiones para evitarlo!

La vida en mi planeta se ha extinguido, soy una de las pocas supervivientes.
¿Vemos si podemos evitar que aquí pase lo mismo?

Quiero ayudar a que tu planeta NO se vaya al garete como el mío.
De las decisiones de los y las terrícolas depende que podamos seguir viviendo en la Tierra o no.
¡Tus decisiones son importantes!

Arriba tienes 4 recursos: socioeconómico, medioambiental, género y capital.
¡Evita que lleguen a 0!

Tenemos muy pocas empresas que controlan lo que comemos a nivel mundial. Me gusta: ¡todo controlado!. Continuamos igual, ¿verdad?

Nuestra producción mundial se centra en grandes extensiones de monocultivos, es decir, de una sola especie vegetal. ¿Desarrollamos alternativas?

Nuestro sistema productivo y de consumo actual es patriarcal. Es decir, por y para varones. ¿Seguimos como hasta el momento?

En la producción alimentaria se prioriza lo más rentable económicamente. ¡No veo dónde está el problema! ¿Seguimos igual, verdad?

En los países enriquecidos hay un alto consumo de carne. La industria cárnica mueve mucha economía ¡y nos da mucho trabajo! ¿Seguimos igual?

El mercado global es complejo y apenas tiene sistemas de control globales, ¡es libre! Dime que vamos a continuar igual...

Al comprar productos como café o ropa, lo importante es que sea barato, con los sueldos actuales la gente no puede comprar productos de comercio justo ni ecológicos...¿Cambiamos algo?

Las mujeres y los hombres ya son iguales en todo y tienen las mismas oportunidades ¿De verdad crees que es necesario hablar de feminismo?

Comprar, tirar, volver a comprar y volver a tirar.... Estamos consumiendo recursos y produciendo residuos a ritmo frénetico, sin tener en cuenta que el planeta tiene recursos limitados ¿Hacemos algo al respecto?

A lo mejor supone renunciar a algunas comodidades y nos cuesta un poco acostumbrarnos pero, ¿y si planteamos cambios para un Consumo Sostenible?

Bueno qué, llegados a este punto ¿nos movilizamos para adoptar medidas para que la actividad económica tenga en cuenta a las personas y al planeta?

¿Sabías que en el mundo 10 empresas controlan lo que comes?
Sí, desde la semilla hasta lo que compras en el super. Es un "oligopolio", pocas empresas acaparan el poder en algo tan importante como nuestra alimentación y nuestro poder de decisión es cada vez menor.
¿Sabías que los monocultivos implican deforestación y una alta dependencia de pesticidas?
Por eso el suelo y el agua se contaminan y aumenta la desertificación, ¡incluso en las selvas más importantes, nuestros pulmones!
¿Sabías que, a nivel global, el 70% de las personas en situación de pobreza son mujeres?
Las mujeres cobran un 24% menos que los hombres y casi siempre son las principales encargadas de los cuidados, por cierto, no remunerados y devaluados.
¿Sabías que un tercio de los alimentos que se producen acaban en la basura?
Además, se dan sinsentidos como que muchos de los alimentos que comemos recorran miles de kilómetros para llegar al plato
¿Sabías que casi el 80% de todas las tierras agrícolas de tu planeta se destinan para alimentar el ganado que comes?
Gran parte proviene de monocultivos de soja o maíz transgénicos en países del sur global, acaparando y contaminando la tierra fértil y el agua.
¿Sabías que el 1% de la población de la Tierra posee el 50% de la riqueza del mundo?
Además, la acumulación de la riqueza aumentó durante la crisis económica.
¿Sabías que de lo que pagamos por un producto sólo una pequeña parte llega a las productoras? La mayoría se lo quedan las empresas exportadoras y distribuidoras. Al final, en los dos extremos de las cadena productiva son las personas las que pierden, las productoras porque no les llega ni para cubrir los costes de producción y las consumidoras que no llegan a fin de mes. Pero hay alternativas como el comercio justo.
¿Sabías que en países como España, las mujeres dedican el doble de tiempo a las tareas domésticas y de cuidados que los hombres? En general, conciliar vida laboral y familiar es muy complicado. La Economía Feminista reclama poner la vida en el centro, la sostenibilidad y la dignidad de las personas poniendo en valor los trabajos de cuidados y la corresponsabilidad de hombres, mujeres y sociedad.
¿Sabías que a nivel global ya necesitamos más de un planeta y medio para poder soportar la Huella Ecológica? La Huella Ecológica es la superficie necesaria para producir los recursos y absorber el impacto de nuestras actividades.
¿Sabías que se puede cubrir las necesidades básicas de todas las personas del mundo teniendo en cuenta los límites del planeta y sus recursos naturales? Tú puedes contribuir a ello, sólo tienes que reflexionar un poco sobre tus hábitos, seguir las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar y unirte a un movimiento cada vez más grande.
¿Sabías que ya no tenemos muchas opciones? O cambiamos entre todos y todas nuestro hábitos y presionamos para que cambie el sistema, o vamos a seguir igual o peor, desigualdad, pobreza, cambio climático...¡Venga, que si que se puede! ¡Termina el juego y vamos a ver cómo!