Arrels, productos a granel y veganos

Arrels es una tienda de alimentos naturales a granel y veganos en Alicante. Su fundadora, Jessica López Bacelar, a partir de algunas de las preguntas de Gaia Laterre en nuestro juego online, nos cuenta más sobre esta iniciativa pionera en la ciudad:

¿Qué es el proyecto Arrels?

 

El proyecto Arrels empezó siendo otro proyecto que al final se acabó transformando en lo que es. Yo soy vegana y quería trabajar en algo que fuera acorde a mis principios. En un primer momento, quería abrir una tienda vegana pero a la vez fui evolucionando también con el tema del zerowaste* , de reducir el plástico. Me pareció  una barbaridad que en las tiendas de productos veganos haya muchos envasados en plástico. Por otra parte, en Alicante no había ninguna tienda con productos a granel, hay alguna tienda pero  te los sirven en bolsas de plástico y lo veía un poco contradictorio. Todas esas ideas se fueron transformando en esto, Arrels.

Arrels es una tienda vegana, no hay nada de origen animal, con una perspectiva transfeminista, de productos a granel dónde puedes comprar legumbres, fruta, verdura, frutos secos, especias, productos de higiene y cosmética y todos ellos sin plástico, incluso puedes venir con tus envases de casa y rellenarlo, así les damos otro uso a los envases que tenemos por casa.

Comprar, tirar, volver a comprar y volver a tirar… Estamos consumiendo recursos y produciendo residuos a ritmo frenético, sin tener en cuenta que el planeta tiene recursos limitados ¿ Crees que deberíamos hacer algo al respecto?

 

Sí, claro. Está claro que deberíamos hacer algo. Y algo se está haciendo pero es un granito de arena para todo lo que se debería de hacer. Creo que tenemos que ponernos las pilas, esforzarnos mucho, porque planeta solo tenemos este y si no lo cuidamos… Yo creo que no es un futuro muy lejano, en breve los recursos se van a acabar. Además cada vez somos más humanos habitando en este planeta y esto va a tener un límite si no nos ponemos las pilas…

A lo mejor supone renunciar a algunas comodidades y nos cuesta un poco acostumbrarnos pero ¿y si planteamos cambios para un consumo sostenible?

 

Es lo que hablábamos, estamos acostumbrados a la comodidad, a este sistema en el que trabajas de forma frenética, en el que no tienes casi tiempo para el ocio, para la familia. El pequeño tiempo que tienes quieres dedicarlo a eso y no a buscarte la vida a ver dónde compras una cosa u otra.

De todas formas, creo que hay un cambio de conciencia, poco a poco la gente está cambiando el chip, por lo que hablábamos antes, porque están dándose cuenta que no hay otra solución y entre todas hay que intentar mejorarlo.

También pienso que no es sólo responsabilidad de nosotras, de las ciudadanas, también tiene que venir de arriba, de los gobiernos que lo único que van haciendo es poner parches  para realizar un greenwhasing*. Como por ejemplo en los supermercados, que lo que tienen que hacer en realidad es ponerse las pilas porque aunque tú me des una bolsita de papel para comprar, sí luego todo lo que vendes va envasado en plástico tampoco lo pone fácil.

Nos has dicho que tu proyecto es transfeminista. Hay gente que dice que las mujeres y los hombres ya son iguales en todo y tienen las mismas oportunidades entonces ¿Crees que es necesario hablar de feminismo y cómo se incluye también en Arrels?

 

Necesario no, más que necesario. Todavía hay muchas desigualdades y todavía nos quedan muchos motivos para luchar. Y bueno, el proyecto es transfeminista porque yo me considero también como he dicho vegana y transfeminista por eso el proyecto tiene esa perspectiva.

 

 

*Zerowaste o consumo cero:  El objetivo de este movimiento, o filosofía de vida como lo definen algunos, es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos cotidianamente.

*Greenwhasing: Es un término usado para describir la práctica de ciertas compañías, al darle un giro a la presentación de sus productos y/o servicios para hacerlos ver como respetuosos del medio ambiente. No obstante, este giro es meramente de forma y no de fondo por lo que se convierte en un uso engañoso de la comercialización verde.